Todas las víctimas tienen nuestro apoyo. Sin preguntas. Aunque es justo que te digamos que si nos utilizas en casos fraudulentos ejerceremos la acción penal contra ti.

Entendemos que hay dos tipos de víctimas. Una que es considerada por todos los organismos e instituciones implicadas en la lucha contra la violencia de género y que representan aquellas mujeres que dan el paso de interponer la denuncia ante la policía nacional o la Guardia Civil, lo que de manera automática activa los recursos disponibles en el protocolo de maltrato. Otras, las olvidadas, las anónimas, las silenciosas. Son esas víctimas que, por los motivos que sean, deciden salir de la situación sin interponer la correspondiente denuncia.

A estas mujeres se las olvida. No hay protocolos, no hay asistencia, no hay ayudas, ni hogares de acogida de modo temporal.

Ángeles contra el Maltrato se ocupa también de este tipo de víctimas, una vez que se ha verificado que realmente se trata de mujeres en peligro, acompañándolas en el difícil camino de la recuperación emocional y mejorando sus condiciones de vida para la incorporación al mercado laboral en unas condiciones aceptables.